Claves para mejorar la experiencia de usuario en un e-commerce

Lo primero que debemos de tener en cuenta cuando hablamos de Experiencia de usuario (UX) es que esta es el resultado de factores individuales, sociales, culturales y contextuales. Cada usuario tiene unas expectativas y una experiencia previa antes de entrar en nuestra web.


Por eso, la mejora de un e-commerce es una tarea continua, que requiere de una escucha activa, de entender las necesidades de nuestros usuarios y de estar atentos a los cambios que se van dando a nuestro alrededor y que pueden impactar en cómo los usuarios interactúan con nuestra tienda online.




¿Por dónde empiezo a mejorar?


Una manera efectiva de definir los puntos más importantes por los que empezar, es que listes todas aquellas micro interacciones que realizan los usuarios en tu tienda online antes de comprar el producto o servicio.¿Hay un buscador en tu tienda online?, ¿para conocer el producto hay que hacer scroll en tu página de producto?, ¿das la opción de registrarse en una newsletter?, ¿pueden solicitar muestras?…


Aquí te damos 4 claves para mejorar tu e-commerce:


1. Categorías de productos fáciles de entender


La navegación dentro de una web debe de responder a los modelos mentales de nuestros usuarios y no reflejar problemas de negocio o limitaciones tecnológicas. Una forma de entender cuál es la mejor manera de organizar las categorías de producto sería realizando test con usuarios.



Desde nuestro departamento de IT te recomendamos a que investigues acerca de técnicas como el tree testing o el card sorting si no las conoces todavía.


2. Un buscador visible, predictivo y dinámico.


Tener un buscador en tu tienda no es sinónimo de éxito. Además de ser accesible, debemos saber si nuestros usuarios lo utilizan y cómo lo hacen. De esta manera podremos ver de qué manera ofrecerles la mejor experiencia en sus búsquedas.



Debemos asegurarnos de que este facilite la búsqueda de productos de una manera eficaz. Nuestros usuarios no deben de saber escribir correctamente el modelo de lo que están buscando y seguramente les podemos empezar a mostrar posibles respuestas una vez hayan escrito los primeros caracteres. Cuando se habla del buscador, la gran olvidada suele ser la página de resultados cuando estos no existen. ¿Has pensado qué le puedes ofrecer a un usuario en ese caso?


3. Grids de productos que faciliten la comparación


Para muchos usuarios las grids de producto serán su página de entrada, por lo tanto, es importante que nos preguntemos si en dicha página encuentran contexto suficiente sobre lo que están viendo.

Nuestro objetivo es que los productos que mostremos sean fácilmente comparables. De ahí que la información que mostremos debe ayudar a ello. Quizás las tallas disponibles, el color o incluso el material del que está hecho el producto, son más importantes en algunos e-commerce.


Si además podemos ayudar al usuario a detectar algunas singularidades como ofertas o novedades de un vistazo rápido, será mucho más sencillo para ellos encontrar lo que buscan.




4. Filtros útiles


Qué importante son los filtros y qué poquito caso se les hace. Especialmente cuando tenemos mucha cantidad de producto o una única categoría, pero con muchas variedades, estos deberían de ser de las principales cosas en las que recaer.


Lo primero que tenemos que revisar es qué sean accesibles. Es algo que parece muy obvio, pero es muy común encontrarse con tiendas online donde (especialmente en mobile) los filtros no se encuentran visibles.


Analizar muy bien el uso de los filtros nos da muchas pistas sobre qué es lo que necesitan nuestros usuarios. Te ayudará a ordenarlos. Una vez sepas su importancia, tendrás que elegir el diseño del input más adecuado.